Diferentes tipos de madera son especialmente propensos a ser atacados por organismos xilófagos, es decir, que comen madera. Hay muchos insectos de este tipo, pero los más comunes son la carcoma y las termitas, aunque también hay hongos que pueden invadir la madera y dañarla.

Dentro de un edificio hay muchos elementos construidos de madera, como los muebles, las puertas, las ventanas o elementos estructurales (vigas). Todas ellas son susceptibles de ser atacadas con frecuencia por estas plagas que, si no se controlan a tiempo, pueden llegar a poner en peligro su durabilidad, cuestión especialmente importante en el caso de las vigas y otros elementos que sujetan el edificio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies